Viva la resistance

Se quiere lo que se respeta y unicamente se puede respetar lo que por lo menos se conoce.

Tuesday, September 28, 2010

Al pedir un crédito a un banco, el banco no te concede el crédito con dinero que el banco posee.

El banco crea el dinero de la nada, y este dinero creado de la nada, es el dinero que te presta.

Esto lo hace el banco, mediante el mecanismo llamado ‘multiplicador bancario’.

Puedes preguntar en tu sucursal.

En los paises de la UE, incluido España, el efecto multiplicador bancario está limitado por lo que se denomina ‘coeficiente de caja’ que es aproximadamente del 2%.

Esto significa que si un banco tiene una cantidad inicial de 100 euros, tiene la obligación de mantener 2 euros como reservas; los otros 98 los tiene disponibles para prestar.

Al prestar los 98 euros, no presta los 98 que posee. Crea 98 euros con el ‘mecanismo multiplicador del dinero’.

Con esto, el banco tiene 100 euros y la persona que ha recibido el préstamo tiene 98.

Esta persona puede depositar estos 98 euros en el banco. En ese momento el banco tiene que mantener en reserva un 2% de esos 98 euros y el resto lo puede prestar, para redondear, digamos 96 euros.

Al conceder este nuevo crédito por 96 euros a otra persona, el banco no presta el dinero que tiene; lo vuelve a crear de la nada mediante el ‘mecanismo multiplicador del dinero’.

El banco tendrá 198 euros y la persona a la que le acaba de conceder el dinero tendrá 96.

Y así ciclo tras ciclo, el banco podría crear hasta un máximo de 5.000 euros, a partir de los 100 iniciales.


Al pedir un crédito a un banco, el banco no te concede el crédito con dinero que el banco posee.

El banco crea el dinero de la nada, y este dinero creado de la nada, es el dinero que te presta.

Esto lo hace el banco, mediante el mecanismo llamado ‘multiplicador bancario’.

Puedes preguntar en tu sucursal.

En los paises de la UE, incluido España, el efecto multiplicador bancario está limitado por lo que se denomina ‘coeficiente de caja’ que es aproximadamente del 2%.

Esto significa que si un banco tiene una cantidad inicial de 100 euros, tiene la obligación de mantener 2 euros como reservas; los otros 98 los tiene disponibles para prestar.

Al prestar los 98 euros, no presta los 98 que posee. Crea 98 euros con el ‘mecanismo multiplicador del dinero’.

Con esto, el banco tiene 100 euros y la persona que ha recibido el préstamo tiene 98.

Esta persona puede depositar estos 98 euros en el banco. En ese momento el banco tiene que mantener en reserva un 2% de esos 98 euros y el resto lo puede prestar, para redondear, digamos 96 euros.

Al conceder este nuevo crédito por 96 euros a otra persona, el banco no presta el dinero que tiene, lo vuelve a crear de la nada mediante el ‘mecanismo multiplicador del dinero’.

El banco tendrá 198 euros y la persona a la que le acaba de conceder el dinero tendrá 96.

Y así ciclo tras ciclo, el banco podría crear hasta un máximo de 5.000 euros, a partir de los 100 iniciales.

El banco crea el dinero de la nada al conceder un crédito, pero no crea el dinero de los intereses.

Si el banco te concede un crédito de 100.000 euros, te cobra un interés que a lo largo de los 20 años suman, pongamos por ejemplo, 50.000 euros.

Al concederte el crédito, el banco crea de la nada los 100.000 euros, pero NO CREA LOS 50.000 EUROS DE INTERESES.

Con lo que hay 100.000 euros y tienes que pagar 150.000 euros.

Esto se puede hacer extensible a la suma de todos los créditos concedidos a todas las personas y empresas. Funciona igual.

Supongamos que en toda la sociedad hay créditos concedidos por valor de 500.000 euros, y los intereses a pagar en total suman 250.000 euros.

En toda la sociedad hay 500.000 euros y la sociedad tiene que pagar 750.000 euros, pero los 250.000 euros de intereses no están creados, no existen.

Solo se crearán cuando haya otras personas a las que los bancos concedan créditos y así los bancos crearán mas dinero de la nada, para poder pagar el dinero correspondiente a los intereses que no fue creado.

¡ACABEMOS CON EL DINERO-DEUDA Y NUESTRA VIDA CAMBIARÁ DE VERDAD!


El banco crea el dinero de la nada al conceder un crédito, pero no crea el dinero de los intereses.

Si el banco te concede un crédito de 100.000 euros, te cobra un interés que a lo largo de los 20 años suman pongamos por ejemplo 50.000 euros.

El banco al concederte el crédito crea de la nada los 100.000 euros, pero NO CREA LOS 50.000 EUROS DE INTERESES.

Con lo que hay 100.000 euros y tienes que pagar 150.000 euros.

Esto se puede hacer extensible a la suma de todos los créditos concedidos a todas las personas y empresas. Funciona igual.

Supongamos que en toda la sociedad hay créditos concedidos por valor de 500.000 euros, y los intereses a pagar en total suman 250.000 euros.

En toda la sociedad hay 500.000 euros y la sociedad tiene que pagar 750.000 euros, pero los 250.000 euros de intereses no están creados, no existen.

Solo se crearán cuando haya otras personas a las que los bancos concedan créditos y así los bancos crearán mas dinero de la nada, para poder pagar el dinero correspondiente a los intereses que no fue creado.

¡ACABEMOS CON EL DINERO-DEUDA Y NUESTRA VIDA CAMBIARÁ DE VERDAD!

No comments: